(Català) RAVAL, la lluita contra els narcopisos.

La lucha contra los narcopisos continúa ahora en la calle de la Reina Amalia

Los vecinos denuncian que el problema no ha desaparecido del Raval, sino que se ha trasladado.
Los vecinos del Raval continúan su lucha contra los narcopisos, ahora en la calle de la Reina Amalia, donde se han trasladado algunos de los traficantes que lograron expulsar de las calles de Roig y de la Riereta. Para hacer visible la situación, este sábado los vecinos han comenzado a empapelar el barrio y la próxima semana prevén hacer caceroladas cada noche a las 21 h.
La intención es hacer la misma presión que ya hicieron durante el verano en calles como la de Picalquers o de Roig, afectados durante meses por los narcopisos. Después de las caceroladas, las contraocupacions y la presión policial, los traficantes han trasladado al norte del Raval. Lo denuncian entidades vecinales como Acción Raval, que apunta que “el problema de fondo es que hay muchos pisos vacíos, propiedad de bancos que se desentienden o de grupos inversores que especulan con la vivienda”, explica Ángel, un los portavoces de la agrupación.
Con todo, los vecinos han detectado que “los narcotraficantes han migrado, y se han trasladado a otras calles”, aseguran. Uno de ellos es la calle de la Reina Amalia, donde los vecinos han comenzado a colgar carteles pidiendo la expulsión de los narcotraficantes. Según explicó una de las portavoces de Acción Reina Amalia, Laura Gijón, “ahora tenemos problemas en el número 10, que es un edificio muy afectado por las ocupaciones por parte de narcos”, después de haber resuelto el mismo conflicto “al número 8, en el que la presión vecinal ahuyentó su los narcotraficantes “.
Este mismo sábado por la mañana, un equipo de betevé ha presenciado como un grupo de vecinos intentaba negociar -con éxito- de manera pacífica con los ocupantes de un piso en la calle de San Vicente para echarlos.Un ejemplo de la situación con la que debe convivir el Raval desde hace tiempo.